¿Alguna vez te has preguntado cómo es que aprende tantas cosas tu perro? Al pasar tanto tiempo con tu can, seguramente no tienes en mente que estas increíbles criaturas tienen diferentes formas de memorizar. Es por eso que hoy te contamos cuáles son los tipos de aprendizaje que tienen los perros, para tomarlo en cuenta la próxima vez que desees enseñarle algo nuevo.



  1. Adaptación: 

Los perros aprenden a través de la habituación y la adaptación. Un estímulo puede provocar una respuesta en el can, si  sucede de forma habitual es probable que con el tiempo deje un efecto ya sea positivo o negativo. Un ejemplo sería el collar, al principio les molesta pero con el tiempo se adaptan a él.





  1. Sensibilización y desensibilización:

La sensibilización se da cuando repetimos un estímulo, en tiempo y forma. Por ejemplo, tu perro se vuelve sensible al sonido de tu voz. 

 

Lo contrario es la desensibilización, que es cuando a un perrito le da miedo algo, por ejemplo que coloquemos una pechera en su cuerpo, y hacemos un proceso para quitarle ese miedo poco a poco. En este caso, podemos desensibilizarlo colocándole la pechera en casa por unos momentos diariamente y acariciarlo o darle algunos premios si está tranquilo y entonces asociará la pechera con algo placentero. Lo mismo ocurre con los truenos de las tormentas o con los cuetes; hay varias estrategias que podemos aplicar para desensibilizarlos y para que ellos se vayan calmando y adaptando a esos ruidos que tanto les molestan y asustan. Finalmente la desensibilización también es un tipo de aprendizaje para nuestro perrito.

 

Lee también: ¿Por qué los perros les tienen miedo a los truenos y qué hacer?



  1. Condicionamiento clásico: 

Esta clase de aprendizaje se da a través de dos estímulos, uno que no tenga valor para tu perrito y la asociación de otro. Como por ejemplo, cuando el ruido de una motocicleta se repite continuamente y se le asocia otro sonido; ahí es cuando ese estímulo logra tener un significado.

 

Por ejemplo, si tu perro se emociona cuando escucha una moto se puede deber a que este sonido está asociado a otro estímulo que tiene valor para él, como por ejemplo, la hora de su paseo.

 

*Foto: Camylla Battani vía Unsplash



  1. Condicionamiento operante: 

Se basa en la asoción de dos o más estímulos:

 

* Refuerzos positivos. Cuando das un premio a tu perrito después de cumplir con lo que le pediste. Por ejemplo, si al darte la patita le das una galleta, tu mascota asociará este truco o conducta con el premio.

 

¡Y qué mejor  recompensa que una comida completa y deliciosa como Lea&Bo!, con planes alimenticios supervisados por nutriólogos veterinarios y personalizados para tu perro con base a sus necesidades individuales.

 

* Castigo. No es ideal pero se trata de aplicar una acción correctiva después de una conducta negativa, como por ejemplo, un regaño. Puedes combinar este tipo de condicionamiento con el positivo, de esta manera su aprendizaje será más veloz.

 

Recuerda que nunca debes de golpear a tu perro como una acción correctiva, con sonidos firmes como por ejemplo un “no” en tono serio bastará. 

 

* Refuerzo negativo. Basado en el instinto de evitación, tu mascota evitará un estímulo negativo si sigue las reglas.

 

* Omisión. No dar respuesta a alguna acción específica que no te guste de tu perro provocará que deje de efectuarla. Por ejemplo, si cada vez que llegas a casa te brinca enérgicamente encima, no le brindes atención, de esta manera al poco tiempo dejará de saltar.

 

*Foto: Marina Grynykha vía Unsplash



  1. Condicionamiento inverso: 

Por ejemplo, si impides que tu perro persiga una paloma que está por volar y después premias la acción de quedarse quieto; tu mascota podría permanecer inmóvil la siguiente vez que vea a una paloma.

 

Sin embargo, los siguiente factores pueden influir y modificar el aprendizaje en tu mascota:

 

  • Factores genéticos 

  • Interacciones genotipo-ambiente 

  • Diferencias entre razas 

  • Su edad

  • Cambios ambientales 

  • Manipulación neonatal 

  • Malnutrición

  • Enfermedades

  • Miedo a situaciones nuevas

  • Maduración del sistema nervioso central

  • Hormonas

  • Fatiga o cansancio físico

 

Existen dos situaciones en las que los perros pueden cambiar su conducta; la primera podría asociarse a los cambios de comportamiento como consecuencia de la maduración. La segunda, a los cambios del macho al alcanzar la madurez debido a la actividad hormonal.



*Foto: Jamie Street vía Unsplash



Si tienes claro cómo es que tu perro aprende, el próximo truco o lección que le quieras  enseñar será mucho más sencilla. Entender el comportamiento de tu mascota y conocer los tipos de aprendizaje antes de aplicar cualquier  método de enseñanza en él, simplificará su adiestramiento.

 

Recuerda que la educación de un perrito requiere de mucho amor y mucha paciencia, pero ambos hacen un gran equipo, así que con perseverancia por parte de ambos... ¡lograrán que aprenda muchas cosas nuevas!

Cómo funciona Comida FAQ
Veterinarios Entrenadores Criadores
Derechos Reservados Lea&Bo © 2020