¿Los perritos son carnívoros u omnívoros? ¡Descúbrelo aquí!

 

Esta es una de las grandes preguntas que aún se plantean muchas personas sobre los perritos, ¿son carnívoros  o son omnívoros? Esto es lo que dice la ciencia al respecto. 

 

MVZ. MC. Patricia Pöhls R.

 

 

Aún se genera controversia sobre si los perros son carnívoros u omnívoros, es decir si su alimentación debe basarse puramente en carne o bien deben ampliar su alimentación e integrar otros grupos de alimentos. De hecho, hay fundamentos válidos para pensar en ambas posturas. 

Sin embargo, estudiar a los perritos más allá de sus rasgos anatómicos o de su comportamiento, es indispensable para tener una mejor comprensión de la especie a nivel de sus necesidades nutricionales.

Si quieres saber más sigue leyendo este interesante artículo.

 

¿Son los perros animales carnívoros?

Como tal, el perro está clasificado taxonómicamente en el orden de los carnívoros, y se le ha relacionado ampliamente a nivel de conducta y forma de alimentarse con su antecesor el lobo (canis lupus). 

Quienes defienden la naturaleza carnívora del perro evalúan al perro bajo la perspectiva de que desciende del lobo.  

Aquí te presentamos algunas de las posturas que han surgido a favor y en contra de considerar al perro como carnívoro (A: a favor / B: en contra).

 

  1. El lobo basa su alimentación en la carne de otros animales. Algunos expertos aseguran que los lobos solo se comen la carne y desprecian las vísceras haciéndolas a un lado. 

 

  1. Se ha descubierto recientemente que el lobo también llega a complementar su dieta con frutos rojos en ciertas estaciones del año  o cuando el alimento escasea.(1) Otros aseguran que los lobos sí comen los intestinos de sus presas con todo y los contenidos vegetales y que las consumen con mayor prioridad sobre otros tejidos para asegurar la nutrición de vitaminas y minerales. 

 

Sin embargo, cabe destacar que este hecho no los convertiría propiamente en omnívoros. De igual forma,  muchos de los predadores carnívoros también consumen los intestinos de sus presas herbívoras Un claro ejemplo son los grandes felinos, como el león o el mismo gato doméstico, que en realidad son carnívoros estrictos.

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/dog-eats-bone-blurred-background-studio-1646716195

 

  1. El perro posee una dentadura diseñada para una dietacarnívora, con colmillos y muelas adaptadas para desgarrar carne y triturar huesos. 

 

  1. Por el otro lado, también se ha fundamentado que este tipo de dentadura puede servir para una dieta mixta.  

 

Un claro ejemplo es el oso, que es omnívoro y consume una amplia gama de alimentos que va desde mamíferos, peces, insectos, hasta bayas, raíces y frutos. También el panda originario de China  ha especializado su alimentación en el bambú a pesar de conservar  colmillos muy grandes.

 

El tamaño de los intestinos es otra característica anatómica que puede ayudar a determinar los hábitos alimenticios de un animal:

  1. El tamaño de los intestinos de los carnívoros es corto, lo que hace que la carne pueda digerirse fácilmente. Diversos estudios han demostrado que los microorganismos de su sistema digestivo fermentan la carne mejor que otros alimentos. El intestino del perro no es tan largo para brindarle la capacidad de digerir totalmente la materia vegetal. 

 

  1. Los intestinos de los perros ocupan un 23% del volumen gastrointestinal, lo cual es consistente con otros omnívoros. Mientras que, en el caso de un carnívoro obligado como es el gato, ocupan solamente el 15%. (2)



El perro moderno  es considerado un omnívoro 

Como podemos ver, son muchas las teorías alrededor de los verdaderos hábitos alimenticios de los perros. Estudios científicos más recientes nos dan la clave para poder tener una mejor comprensión del tema. 

 

Existen evidencias científicas que demuestran que el perro ha sufrido ciertos cambios a través del proceso de domesticación.

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/attractive-young-woman-labrador-outdoors-on-710903941

 

La domesticación del perro pudo haber comenzado en Siberia desde hace más de 33,000 años. También hay descubrimientos de restos caninos en tumbas que constatan que los perros convivieron con el hombre al menos hace 12,000 años. (3)

Es posible que desde la prehistoria el perro tuviera un comportamiento omnívoro. Sin embargo, es muy factible que derivado de la estrecha convivencia con el humano el perro haya desarrollado ciertas adaptaciones a nivel digestivo. Estos cambios por lo tanto le otorgaron una mayor flexibilidad alimenticia. 

También se sabe que el perro moderno también se ha alejado en algunos aspectos del lobo, como lo son ciertos instintos agresivos y comportamientos silvestres, pero también cuando se le ha estudiado a nivel genético.

Un estudio genético reciente comparó las similitudes y diferencias en el ADN de lobos y perros, en el cual se identificaron 36 regiones genómicas responsables del posible proceso de domesticación. Estas regiones se ubican en el cerebro y son responsables de cambios o ajustes en el comportamiento de los perros. 

En este mismo estudio también se identificaron que los perros tienen mutaciones en genes clave relacionados a la digestión de las grasas y a una mayor capacidad de digerir el almidón en comparación con los lobos. (4)

 

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/english-cocker-spaniel-puppy-eating-dog-1249058362

Así mismo hay estudios en donde se ha visto que los perros pueden degradar eficientemente los carbohidratos y no necesitan una dieta carnívora para sobrevivir, y que no dependen de requerimientos específicos de algunos nutrientes propios de las dietas estrictamente carnívoras.

La integración de éste y otros conocimientos hacen que el perro moderno sea considerado como un animal omnívoro, capaz de alimentarse de una dieta integrada por varios grupos de alimentos; incluídos los cereales y los vegetales





Referencias:

1.-https://www.mprnews.org/story/2020/02/12/new-research-from-northern-minn-shows-wolves-feed-berries-to-their-young

2.-  Morris JG, Rogers QR. Comparative aspects of nutrition and metabolism of dogs and cats, in: Nutrition of the dog and cat, eds. Burger IH, Rivers JPW, Cambridge, UK, Cambridge University Press, 1989; 35-66.

3.- Davis, SIMON J. M. and FRANÇOIS R. Valla. “Evidence for domestication of the dog 12,000 years ago in the Natufian of Israel.” Nature 276 (1978): 608-610.

 

4.- Axelsson, E. et al. “The genomic signature of dog domestication reveals adaptation to a starch-rich diet”. Nature 495, (2013): 360–364.

 

Cómo funciona Comida FAQ
Veterinarios Entrenadores Criadores
Derechos Reservados Lea&Bo © 2020