¿Todos los perros saben nadar? ¿Qué hacer si le teme al agua? 

 

A diferencia de lo que muchas personas creen, no todos los perros saben nadar e incluso algunos le temen al agua. Aquí te compartimos cuál es la verdad. 

 

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/little-beagle-dog-jumping-catch-toy-373577908

 

Durante mucho tiempo se ha creído erróneamente que todos los perros, sin importar la raza, tienen la habilidad de nadar bajo cualquier circunstancia. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que dependen muchos factores para que un perro logre nadar e incluso que no le tema al agua. 

 

Si estás interesado en que tu perro aprenda a nadar sin dificultad, que no le tema al agua y  algunos tips para que se anime a divertirse contigo en una alberca, en un río o en el mar, aquí te compartimos todo lo que debes saber al respecto. 👇

 

¿Todos los perros saben nadar? 

 

No todos los perros saben nadar y es uno de los falsos mitos que se cree sobre ellos. Claro que hay excepciones y la mayoría tienen el instinto de mover las patitas para no hundirse y sobrevivir, pero la capacidad de nadar correctamente solo la tienen algunas razas. 

 

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/underwater-funny-photo-golden-labrador-retriever-772497598

 

Hay razas con mayor destreza nadadora, todo depende de diversos factores, como su anatomía, genética, aptitudes, edad, estado de salud y condición física. Por ejemplo, los Golden Retriever y Labrador son buenos nadadores desde pequeños, ya que su fisionomía se lo permite y pocas veces le temen al agua. Sin embargo, a razas como  el Bulldog, Pug o Chow Chow se les dificulta, y en mayor medida debido a su complexión robusta, extremidades cortas y su hocico chato. 

 

Leer: 8 razas de perro a las que no les gusta el agua

 

No obstante, sea cual sea la raza de tu mascota, no hay que descartar que la natación es un buen ejercicio físico y una gran idea para pasar momentos divertidos y refrescantes. Siempre se debe hacer de manera segura, en un entorno controlado y supervisado, para que tu perrito disfrute la experiencia y no se estrese. 

 

 

¿Cómo hacer que mi perro se meta al agua? 

 

Si sientes que tu perro le teme al agua, aquí te compartimos algunos consejos para enseñarle a nadar y que disfrute junto a ti de un buen paseo en la playa o en la alberca. Además, la mayoría posee las habilidades, solo es cuestión de ayudarlos a que no teman sumergirse y divertirse. 

 

1. Acostúmbralo desde pequeño al agua 

 

Si tienes oportunidad, acostumbra a tu perro desde cachorrito al agua empezando con los baños en casa. Muéstrale que no hay nada que temer, que es divertido y relajante. Para ello, mímalo, dedícale tiempo, asegúrate de que el agua esté a una temperatura adecuaday crea un ambiente relajado para que tu mascota asocie el agua con algo cercano y positivo. 

 

 

2. Llévalo a lugares tranquilos 

 

Mientras se va familiarizado con el agua, procura pasearlo en lugares tranquilos cerca de ríos, albercas o el mar. Probablemente no siempre sea posible, pero si lo es, procura hacerlo constantemente. 

 

Una vez que creas que elegiste el lugar correcto para que tu perro se anime a nadar, asegúrate de evitar aguas movidas, profundas o muy frías, debe ser un lugar en el que tu perro se sienta tranquilo, en el que pueda entrar progresivamente y también salir por sí solo del agua. 

 

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/wet-dog-playing-sea-ball-summer-1784084900

 

3. Bríndale seguridad en todo momento 

 

Para que tu perro no huya al acercarse al agua debes transmitirle seguridad. Para lograrlo, entra tú primero al agua, moja tus pies y que tu mascota vea que no hay nada a qué temer. Después anímalo a entrar contigo en un tono suave y relajado, nunca con regaños que puedan asustarlo. 

 

4. Juega y nada con él para que se adapte 

 

No olvides su juguete favorito, el cual puedes utilizar para arrojarlo al agua y que él se anime a entrar por él. El juego le ayudará a relajarse y a hacer una asociación positiva con el agua. También nada con él, para que sienta tu compañía.

 

 

5. No lo fuerces a entrar al agua 

 

Si aún con los consejos anteriores notas que tu perro se niega al agua, nunca lo fuerces a entrar, ya que podría generarle estrés o ansiedad y temerle aún más. El proceso debe de ser progresivo, con la oportunidad de que pueda salir cuando lo desee y, cuando llegue el momento en el que se anime a nadar por diversión, recuerda felicitarlo por vencer su miedo, ¡porque se lo ha ganado! 

 

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/dog-diving-1008508423

 

Con paciencia y perseverancia tu perrito puede ir olvidando el miedo, e incluso puede terminar amando el agua. Además, como  lo mencionamos, la natación es un buen ejercicio que lo hará quemar calorías y energía; así que asegúrate de que siempre esté muy bien alimentado con comida real y natural, con las porciones  adecuadas y todos los nutrientes que necesita. Por eso te invitamos a que pruebes Lea&Bo, solo ingresa a www.leandbo.com y elige tu plan. 😉














Cómo funciona Comida FAQ
Veterinarios Entrenadores Criadores
Derechos Reservados Lea&Bo © 2020