¿Necesito preparar algo?

¡Para nada! Sabemos lo difícil que es encontrar tiempo para cocinar (incluso comida para ti), así que hicimos todo el trabajo para que tú no tengas que hacerlo. Lo único que tienes que hacer es guardar nuestra comida en el refri, servirle a tu perro la cantidad exacta siguiendo las instrucciones de la guía nutricional personalizada para tu perrito y lavar el plato después de cada comida. ¡Súper fácil!